Bradbury, Cine y Libreria


Estuvo de moda en el cine reciente el escritor estadounidense Ray Bradbury.  Dos películas, a su manera, lo sitúan como eje de la trama.

Está, claro, la película ‘Fahrenheit 47’ basada en uno de los clásicos de Bradbury, que se desvía bastante del libro original y termina siendo un guión simple de héroes y villanos, aunque queda el registro del miedo que el conocimiento produce en un sistema dictatorial como el que ya nos controla universalmente.

Pero el film que da el tiro en el blanco es ‘La Librería’ (The Bookshop), donde vuelve a aparecer Bradbury atrayendo a La Librería a un interesante ermitaño aristócrata representado por Bill Nighy.  Bella película, que nos enseña aquello de cómo La Vida termina por premiar la valentía, siempre con frutos admirables.  En esta película se junta un combo de mujeres sensacionales: la directora, la española Isabel Coixet; el espíritu y las letras de la escritora  Penelope Fitzgerald, autora del libro original en que se basa la cinta; y dos actrices geniales, Emily Mortimer y Patricia Clarkson.   


Recomendada pues, La Librería (The Bookshop), 2017.

El filo del Loisaida Festival



Y vas tirando paso, y ¡zumba!, el cantante versa en son de poema urbano, que tu familia, que esta locura social, our time running to get you dead  / While you're alive very dead / 'Cause anything you ever care in this society is you, You! / And that self, keeps you not just blind but deaf.

Es el Flaco Navajas, un artista integral de origen puertorriqueño, nacido en El Bronx, y quien se encargo de ser maestro de ceremonias, cantante y poeta del Loisaida Festival el pasado domingo.

El Flaco irradia sobriedad y carisma, además de un arte fuerte, sabroso, reflexivo y bailable.  Canta y goza la salsa con un estilo y calidad que hace recordar los primeros momentos de Héctor Lavoe, cuando todavía era un chamaco inocente.  Pero va más allá, y de un pregón se salta a versar, a lo Pietri, a lo Nuyorican Poets' Cafe.

Es un estilo que ya combina el llamado Spoken Word, ese movimiento poético urbano que te mete música, teatro, cuentería, fuerza y pasión.  Lo que además sucede con Flaco Navajas es que posee la Salsa y la lleva a otro nivel.

Buen camino lleva este hombre al que conocimos de joven en las jornadas de versos con el Poeta Peña Villa y Miguel Algarín -quien apareció con paso lento pero sonriente en el Loisaida Festival.  Gran evento.  Un aporte sustancial lo de Flaco, al Festival y al arte general.

Hay que mencionar a la banda acompañante, los Razorblades: Camilo Molina, timbal; Charlie García, trombón; Carlos Cuevas, piano; Alex Ayala, bajo; Gabriel Lugo, congas; Cris Sanchez, trompeta; y Martino Lopez, coro.

Más la gratitud por encontrarse con viejos amigos, Monxo, Libertad, Efra, Greiza, Rebio, Cami, Ula y Ura, y todos los nenes, la Junta creciendo… ¡Vaya Loisaida!

NC
NYC, Mayo 30, 2018

The Blades of The Loisaida Festival



Then, you're in the middle of the dance, and instead of next verse, next "pregón", the singer speaks wit poetry, talking about our social mess, our time running to get you dead  / While you're alive very dead / 'Cause anything you ever care in this society is you, You! / And that self, keeps you not just blind but deaf.

That's the way of 'Flaco Navajas', a great performer, actor, poet, and singer who hosted and performed at The Loisaida Festival last Sunday.  Salsa music is simply an excuse for this guy to go beyond, to something close to a Latino Rap, or Spoken Word with Salsa.  A great level perfect for our times: tasty, strong, creative and danceable.

That scores high for the Latino Art, something that is on the stream of the Urban Poetry called "Spoken Word", and we see in artists as Urayoan Noel, Sheila Blanco, Nicolas Linares and the NY Poetry Jam.  But the difference with Flaco Navajas is that classic old Salsa style that gets you while you dance.

Many dancers reacted impressed as his lyrics make a classic song like 'El Ratón', a poetry piece saying something beyond:  "Did you heard what that guy just said?", said a lady after a dance turn.

It's not hip-hop, Calle 13, not strictly Salsa or Urban World, it's this artist, Flaco Navaja, born in The Bronx, Puerto Rican roots, habitual on the Lower East Side streets, related to the historic Nuyorican Poets' Cafe, an actor who has participated in several films.

He is a great singer, but he is also a great Salsa Singer, which means he has to improvise and do "soneo" after choruses, and he has the clarity and the creativity you don't see usually, even in well-known salsa singers.  It reminds the very first days of Hector Lavoe, when he was a kid, naive, neat and fresh to bring new smart Salsa words.  Well, not to complain, we have Flaco Navajas.  Of course, Flaco speaks and sings with the power of conscience, so he can't be commercial and no easy to reach.

Cheers and thumbs up for the great work Flaco Navajas is doing.  Great value for the Loisaida Festival and all Art Happening.

It's necessary to acknowledge the band with Flaco, The Razorblades: Camilo Molina, timbal; Charlie García, trombone; Carlos Cuevas, piano; Alex Ayala, bass; Gabriel Lugo, congas; Cris Sanchez, trumpet; and Martino Lopez, chorus.

NC
NYC, May 30th, 2018


Jaque

www.istockphoto.com
Uribe le dio un jaque, muy cercano al mate, a Petro.
Todo ha sido un juego de ajedrez.  Y anoche mismo Uribe, después de la jugada en que le tumbó torres y caballos a Petro, el ex presidente volvió y se la jugó de manera perfecta, mientras el candidato de la utopía cometía un error craso.

Petro tenía la posibilidad de haber volteado el tablero a su favor pero, se le fueron las luces.  Cuando todo el país ponía atención al discurso que iba a dar, se puso a subrayar otra vez, por enésima vez, su política de gobierno.  Que es muy sólida y con un montón de maravillas, pero muy difícil de entender para un país que él mismo lo repitió como loro, no tiene ni siquiera el nivel académico para entenderlo.

En vez de haber salido a pedir que lo siguieran en coro con un grito de “¡UNIDAD!”, nuestro candidato jugó mal.  La jugada, él la sabía, lo dijo en ese confuso discurso de anoche, había que conquistar y “seducir” a los votantes de las otras fuerzas. 

La ganadora de Petro era esta, inmediatamente subiendo a la tarima: -Hoy el discurso no es mío, es de ustedes, gritémosle y pidámosle a Colombia: ¡UNIDAD!

No.  Se tomó el tiempo en que más colombianos lo estarían viendo, y sobre todo, poniéndole atención, esa atención básica que apenas alcanza para ver la telenovela, y Petro se repitió como loro.  Así quedó a tiro de “mate”, de perder la partida.

Qué hizo Uribe.  Al ver a Petro echándose el discurso que hasta los dueños de los medios mandaron cortar –sigue siendo peligroso el discurso de Petro si lo llegan a entender-, y lo sacaron del aire.   Y Uribe mandó a su peón: ¡Salga ya a dar su discurso! hay que seguir cortándole el camino a Petro.

Y ¡pracate!  Jaque.  Dos jaques. Uno el del resultado de las votaciones, otra la jugada casi final de mate.  Petro sacrificó todo el ajedrez en esa tarima de anoche.  En su ley, con un discurso complicado para esta Colombia.

Es más posible que Uribe saque 10 millones de votos en las elecciones que vienen que Petro remonte siquiera dos millones más.

Le queda a Petro esperar a que Uribe o su candidato la embarren. O que Petro saque su casta y haga una de esas jugadas inteligentes que hasta ahora lo han puesto donde está.

Pero, mirando el tablero, casi la única jugada podría ser renunciar de inmediato a la contienda para abrirle paso a Fajardo.  Ahí demostraría una grandeza histórica.  Y con semejante jugada, tal vez el país despertara y se podría cantarle a Uríbe su palabra favorita: “Mate”.

NC

New York, 28 de mayo 2018
(Opinión sobre las elecciones de Colombia del 27 de mayo de 2018)

La era del odio.

Te odio por lo que piensas.
Como vistes.
Odio tu orientación sexual.
Odio tu inclinación política.
Tu equipo deportivo.
Tu raza es asquerosa.
Tu idioma. Tu acento.
Tu religión, tu superficial espiritualidad.
Odio tu nacionalidad, la región donde naciste, región de idiotas.
Los odio.

Provocas asco y odio.
Te insulto.
Te denigro.
Te mato.

Te odio por la música odiosa que escuchas.
Por tu trabajo y tu profesión de idiota.
Odio que te me atravieses.  Que te me adelantes.
Odio que no me des la razón.
Odio que no me sigas y que no estés a mi servicio.
Y odio cuando lo eres, inmundo lacayo.
Odio que tengas ideas, o que no las tengas.
Odio la lechuga, el tomate y la cebolla.
Odio que comas carne y que seas vegetariano.

Te odio porque sí. Porque no.
Porque tal vez.
Odio esta basura que escribes.
Te odio por aquí.
Por  Twit, Face, la Tele y la red.

Yo no.
Yo ya no quiero odiar más.
Ya no me interesa el fútbol, ni la patria, ni tener la razón.
Ni la política.
Tú ganas.
Llega primero.
Pido perdón.
Perdón por la fuerza, por la ira.
Por opinar.
Perdón por errar.
Por haberte amado, regalado y quitado.
Por haberte pedido y perdido.
Por ser tu amigo, tu novio, tu compañero.
Perdón
Perdón
Perdón

Yo cedo.
Llegaré al último.
Guardaré silencio.
Seré nada.
Nada soy.
Yo quisiera amar.
Amar a mi hijo.
Amar y quedarme en silencio y anulado si eso ayuda a que dejes de odiar.
En silencio amaré a la lechuga, a la cebolla y al tomate.
No más odio.
Basta ya.



NC
New York, viernes 25 de mayo.


Spring to Reborn

Butterfly Dance


Spring teaches how to reborn.
The older brothers and sisters, The Plants, are out there showing their ways.
With the beginning of this noble season, Native American communities get together to celebrate with traditional dances and music.  That's what the Pow Wow is about.
The Native American Council of Columbia University stepped forward and gave us the chance to see all friends and meet new ones, last Saturday, April 14th.
Yellow Hawk came from Fenix, AZ, to the opening, whose picture you see here.  There were many customs and regalia representing the season, the competitions, the warriors, and so forth.
Women power was there not just as dancers but it was certainly their nice touch to organize the festivity.
On this post we see the Butterfly Dance, which celebrates the Spring season showing how Life Springs up in many forms.

NC
New York
April 14, 2018
Yellow Hawk
Resistance Dance / Women Power

Mira como tiemblas

El camino que ha trazado Gustavo Petro a la presidencia de Colombia se llama pacificación de la sociedad mediante oportunidades, equilibrio y sensatez económica. Mediante democratización y freno a un sistema corrupto en todos sus niveles: Político, legislativo, judicial y económico. 

A eso es a lo que le tememos los colombianos. Porque la mayoría comemos de toda esa repulsión. Directa o indirectamente somos una sociedad corrupta. E hipócrita. Y como nos las damos de malandros, sociedad criminal. 

El pobre Yamid Amat, hecho periodista* a través de sus devaneos con la clase política y dirigente, le hace el quite a Petro y lo lleva por otro tema cuando el candidato afirma que, por ejemplo, el escándalo de Odebrecht en Colombia no debiera involucrar solo a personajes de tercer nivel, sino a jefes políticos y económicos del país… Los que no tragan entero sabemos que se refiere a Juan Manuel Santos y a Luis Carlos Sarmiento Angulo, los más visibles, las dos figuras siniestras que más brillan. Así, mientras en Panamá, Perú y Brasil caen presidentes y vicepresidentes, en Colombia cae el Ñoño Elías.

¿Y por qué? Porque en la Fiscalía hay un señor llamado Néstor Martínez a quien pusieron ahí para frenar todo tipo de procesos que inquieten a don Sarmiento Angulo y a sus socios económicos, otros banqueros, constructores de carreteras y edificios, ganaderos, la élite de la Federación Nacional de Cafeteros que cada vez explota más al agricultor colombiano sin ninguna vergüenza. Pero vayamos a tomar café al Juan Valdez que está muy de moda… Con Petro ni los cafeteros necesitarán a la Fedecafé para exportar y la banca privada tendría que competir con la banca pública. Brrrrrrr... Buh! Qué miedo. 

NC
12 de abril, 2018

Notas al pie:
*La escuela Yamid Amat de periodismo está calcada en la realización profesional de la mayoría de periodistas colombianos: Lambámosle el piso a los dueños del poder. 

Más de 2 mil millones de pesos le cuestan los nombramientos corruptos de personal diplomático a los colombianos. Santitos y Angelita, tan bien bautizaditos...
https://www.las2orillas.co/62-nombramientos-expres-en-el-e…/




III NYC Kerouac Festival



Blackbirds are a metaphor for those tormented thoughts we suffered once in a while, said Sheila Blanco quoting Miguel Hernandez. 
Then she began singing her poem "Black Birds"... 
And we all kept still watching the shadows... 

-----

"There's a pattern 
Let me describe London streets 
Even I am not being there "
Words by Steven Licardi. 

It was the first part of III NYC Kerouac Festival. 





#poetry #kerouac #nycart #bw#bwphotography #bwworld#nycphotographer #nycphotography 
@ig_world_bnw

NC
NYC, April 2018